Mi México lindo y ...violento

México esta atravesando por una etapa de violencia nunca antes vista por las generaciones que hoy vivimos en este país. ¿Producto de que?, existen muchas alternativas para iniciar ese análisis: falta de oportunidades, el lado del mínimo esfuerzo del gen de los delincuentes mexicanos que prefiere dinero sucio pero rápido y abundante, la ignorancia y el borregismo colectivo de alabar la narcomaquia porque no es "narcocultura" como algunos medios lo definen, la cultura no produce muerte, la oportunidad que le representa al narcotráfico estar al lado del mayor consumidor de droga del mundo, corrupción y una reacción tardía para frenar esta violencia en el pasado. Más bien es un mucho de todo lo anterior en la misma olla.

La estrategia para llevar al mejor termino esta situación uuffff aun más difícil de analizar. ¿legalizarla? una opción, pero no creo que eso este en manos del gobierno mexicano.

Y con la la misma tijera que están cortadas las cosas que más disminuyen nuestro bienestar: crisis financieras, epidemias, malas modas etc. Que se inician en algún punto bajo ciertas circunstancias y que se extienden con el tiempo tomando en su avance mayor fuerza y provocando otros efectos. Así la violencia entre carteles de la droga que comenzaron peleándose territorios se ha extendido a luchar no solo entre ellos, también contra un gobierno que les declaro una ¿guerra?. Y han multiplicado sus actividades que laceran a la población civil: secuestros, extorsiones, levantones, muertes y dolor para familiares.

Una parte de la resonancia de esa violencia desatada, ha tocado ya al sector petrolero mexicano en múltiples ocasiones; tan solo el año pasado más de 10 secuestros a trabajadores en Burgos al norte del país, 3 asesinatos en Poza Rica, Ver entre personal de Petroleos Mexicanos y la compañía Weatherford, secuestros a personal de TecPetrol, 7 secuestros en Tabasco entre quienes sufrió esta dolorosa situación un profesor de la UNAM, una persona a la que más que un secuestro este país le debe respeto por su esfuerzo de transmitir conocimiento a nuevas generaciones, dos secuestros más en Campeche, más todos los que posiblemente han ocurrido y de los que no se tiene cuenta oficial.

Esta situación es absolutamente reprochable porque ahora además de buscar nuevos recursos, frenar a como de lugar una producción declinante, generar valor, intentar mantener instalaciones en buen estado, y lidiar con tomas clandestinas, ahora también hay que vivir con miedo de que los criminales piensen que quien trabaja relacionado al sector petrolero en México nada en dinero como un narcotraficante. Cuando la realidad es que para el trabajador de a pie y el de medio rango no es un sector diferente a otras actividades económicas como el comercio, telecomunicaciones, turismo, administración publica, transporte, construcción, entretenimiento, etc.

Las mejores armas y tal vez las únicas para enfrentar esta situación como sociedad mexicana son: la precaución, la denuncia 'anónima', exigir y vigilar la procuración de justicia (aunque suene taaan lejano..vd Maricela Escobedo d.e.p.), educación y cuidarnos entre todos con la esperanza de que pronto esto se tranquilize.




video
0 Responses